Monociclo de Verano

El verano continuó, y también el monociclo. Así que nos fuimos con Mary al vivero de Miramar (al igual que la semana Santa pasada) y ahí nos divertimos paseando un rato. Estuvimos con Julie Andrews y la familia Von Trapp. Estuvo divertido.

Advertisements

Monociclenado en Marte

Vacaciones. Día 7.
Ayer partimos para el planeta Marte. Fue un largo viaje, pero finalmente llegamos con nuestra nave espacial. Nos cruzamos con todo tipo de animales antes de llegar: gallos, vacas, caballos, ovejas, y demás bichos… todos los bichos eran marcianos, claro. Lo increible de Marte es que tiene un mar espectacular. Quizás se llama Marte por el Mar… cuak. Dejo para el lector el ejercicio de encontrar el significado de la sílaba “te” de Marte.

En fin, paso directamente a mostrar las fotos:

Saltando en las rocas marcianas:

Atravesando el desierto, yendo para el mar. El paisaje marciano es casi todo así:

Un beduino marciano:

Feliz año


Vacaciones. Día 5.
¡Feliz año che! Espero que este año pueda monociclear un poco más.
Hoy al mediodía salimos con Mary para averiguar el horario de misa de la iglesia que esta en la parada 29. Fue un trayecto más o menos corto: 3 kilómetros y medio aproximadamente.
Lo divertido del viaje, al menos para mí, fue que me pude tirar de las escaleras de la iglesia (punto “1”). Je. Lástima que no teníamos con nosotros la cámara para documentar el evento. Después de ahí fuimos a un minimercado a comprar un agua (punto “2”). Hizo bastante calor. Un viaje tranquilo.

Paseo matinal

Vacaciones. Día 1.
Mientras Mary dormía decidí ir a probar la nueva altura del mono. Salí del punto “0”. Al pasar por el punto “1” me cruzé con unos 5 o 6 jardineros a los que les pareció gracioso verme en el monociclo. No recuerdo bien que me dijeron, pero fue divertido. La altura del mono se sintió bien, pero para hacer distancias largas prefiero que esté un poco más alto. Llegué hasta el punto “2”, cerca del Hotel San Rafael, y pegué la vuelta. Nuevamente, al pasar por el punto “1” los jardineros volvieron a decirme cosas mientras se mataban de risa. Son divertidos esos momentos.
En total habré monocicleado más o menos 5 kilometros.

Preparando el mono

Vacaciones. Día Cero.
Llegamos a Punta del Este y lo primero que hice fue serruchar el caño del asiento del monociclo 2 centímetros. De esta manera puedo usar esta nueva altura (2 centímetros menos) para hacer algunos saltos de una manera más comoda. Hablando mal y pronto, lo que estoy haciendo es proteger mis amadas bolas.
Cuando compré este mono serruché el tubo unos 10 centímetros (el tubo que venía era larguísimo) pero ahora que estoy más canchero con el mono, me doy cuenta para hacer ciertas piruetas todavía lo necesito más bajo.