Colectivo vs. Monociclo – round 2

Toda una semana esperando el gran evento, el round 2 entre el monociclo y el colectivo. En el round 1 los chicos me ganaron por poco, y para la carrera de hoy, yo estaba confiado. Así que a las 9 de la mañana Raddy y Julieta me tocaron el portero, y bajé listo para la revancha. Ellos partieron hacia la parada del 108 y yo salí monocicliando haciendo el camino de siempre. La carrera había comenzado.
Durante la semana había estado yendo al trabajo en mono, y había descubierto un mini atajo en la plaza las Heras, así que hoy utilicé ese atajo. Yo venía bastante bien, a un ritmo interesante, hasta que sucedió la tragedia, un hecho desafortunado. Yo estaba recién por la mitad del botánico cuando veo pasar los 108 seguidos. Noooooooo! En la carrera anterior, que la perdí, recién el colectivo 108 me había pasado 3 o 4 cuadras más adelante, así que la victoria era imposible. Si los 2 bondis 108 habían seguido derecho sin parar en la parada de los chichos, bueno, entonces tenía chances de ganar. Lo llamé a Raddy (mientras seguía monocicliendo) para confirmar si estaba en el bondi, y me dijo que si… 😦 En fin, yo seguí pedaleando rápido para ver si podía bajar el record. Resumiendo un poco la historia, llegué a Core en 20 minutos 28 segundos. Super record! llegando un minuto después que ellos. Bueno, dicen que la tercera es la vencida, así que esperen noticias del round 3 😉

Advertisements

Colectivo vs. Monociclo – round 1

Ayer a la mañana, cuando salia para el trabajo, me los cruzé a Raddy y Julieta en la puerta de casa. Yo estaba con el mono y ellos estaban yendo a la parada del colectivo. Oportunidad única para averiguar si podía llegar con el mono antes que ellos en el bondi. Así que sin más vueltas se largó la carrera. La relga era simple: el que llegaba primero ganaba. Si se me pinchaba la goma, si el bondi tardaba mucho en pasar, ó si un niño se quería sacar una foto conmigo y demás cosas, eran parte del juego.
Empecé haciendo el camino que hago siempre, pero mirando los colectivos que pasaban para ver si veia pasar a los chicos. Cuando llegué a plaza Italia, los ví pasar en el 108, con Raddy asomadose a la ventana tratando de sacarme una foto y Julieta saludando. Era un poco más de mitad de camino, y sabía que podía ganar la carrera si el bondi se retrasaba un poco con algún semafóro. Doblé por Oro y pedalié, pedalié, pedalié. Llegué hasta Paraguay, luego subí por Juan B. Justo hasta Nicaragua, y seguía pedaleando a fondo. Llegué al laburo, me fijé si Raddy y/o Julieta estaban en sus escritorios y no los vi!. Ja. Había ganado. No lo podía creer. Encima había tardado 21 minutos 55 segundos (quizas un poco más porque prendí el cronometro unos metros depués de haber empezado), nuevo record! Hasta que fuí al baño y me lo encontré a Raddy ahí, ja, ja! Ellos habían llegado antes que yo, apenas un rato antes.
Estuvo divertida la carrera. Prontó habrá un round 2 🙂